Hallazgos: un pedazo del viejo Riachuelo en la Ciudad

Por Carlos Gradín

01.jpg

Un parque a la altura de Puente La Noria guarda la historia olvidada del río.

En el sur de Buenos Aires, en el barrio de Villa Riachuelo, casi llegando a Provincia, donde la
General Paz y el río forman una esquina, sobrevive un pedazo olvidado desde los tiempos en
que todavía el río no había sido rectificado, y aún conservaba sus meandros, por los que el
agua se obligaba a recorrer su lento curso natural, rodeada de juncos y pastizales.

Hablamos del Parque Ribera Sur, el predio gestionado por la Obra Social de los Trabajadores
de la Ciudad de Buenos Aires. En su fondo arbolado, a un costado de las canchas de tenis y la
zona de parrillas, se mantiene un relicto de aquél río, una porción de su cauce original que se
introduce en el parque desde la provincia, atravesando por debajo a la Av. General Paz para
seguir un manso recorrido bajo la sombra de eucaliptus y glicinas, e introducirse en un tramo
de pastizal que, por momentos, acaba cubriéndolo por completo.

02.jpg

Rectificaciones
El cauce viejo es una parte sobreviviente por azar, o algún motivo ya olvidado; un resto de
la ciudad, o mejor un testigo de los cambios que atravesó en la década del ‘30, cuando el río fue sometido a una gigantesca obra de rectificación, llevada adelante por el Ministerio de Obras Públicas de la Nación. Una obra que le dio al río su fisionomía actual, recta y contenida, desde el Puente Alsina hasta un poco más allá de la actual Autopista Richieri, en la Provincia, tras ser objeto de rellenos y excavaciones, que trazaron un canal en línea recta por el que se desvió su antiguo curso, eliminando sus vueltas y profundizando su cauce.

03
En este mapa de la Ciudad de 1909, se ven los meandros del Riachuelo antes de su rectificación

Se buscaba hacer de aquél río de llanura, de bajo caudal y sometido a desbordes permanentes, una extensión de la zona portuaria industrial que empezaba a prosperar, por entonces, en la zona del tramo final del río, entre Avellaneda y La Boca, con su integración con la red ferroviaria y la abundancia de mano de obra inmigrante llegada al país en los últimos años.

El canal iba a permitir el ingreso de buques de gran calado, extendiendo la zona industrial hacia el sur de la ciudad y la provincia, gracias a obras que, además, eliminando sus meandros, ayudarían a mejorar los reflujos del río, sus crecidas súbitas que convertían en bañados sus orillas, mejorando los terrenos para la instalación de fábricas y barrios.

04

El proyecto había sido presentado y reformulado varias veces desde las últimas décadas del siglo XIX, y finalmente llegó a ejecutarse en los años ‘30 del siglo XX, cuando plantas como la Tamet y Fabricaciones Militares se instalaron, dejando una marca que aún sobrevive en el barrio, al igual que la porción del “diamante” del río, en que su curso se ensancha en forma de playón de agua, a la altura del arroyo Cildañez, para permitir la llegada de grandes barcos cargueros, y darles espacio para sus maniobras.

Reminisencias

A los costados del canal, junto al nuevo Riachuelo, permanecieron diversos tramos de su curso original, que con el tiempo fueron rellenados con tierra, o permanecieron convertidos en arroyos, muchas veces olvidados y desconocidos como parte de la historia del curso principal.

05.jpg

En el Parque Ribera Sur, a lo largo de 800 metros, el cauce viejo permite una caminata por un
entorno que, aunque muy modificado, ofrece un atisbo de lo que pudo haber sido el antiguo Riachuelo, todavía rodeado de un ambiente natural, donde se oye el canto de los pájaros y el rumor de las ramas en las que se posan, o de las que parten, mientras avanzamos.

Como un arroyo, el cauce viejo serpentea por el costado del parque, a pocos metros de su enrejado perimetral, separado apenas por la Avenida 27 de Febrero del curso nuevo del río, en el que acaba por desembocar, ingresando a un conducto que lo introduce bajo la avenida, al que llegamos tras seguir su curso, donde varios tramos de sus meandros originales permiten que nos asomemos al agua en orillas cubiertas de hierba y flores, que muestran postales
inesperadas para Buenos Aires.

Excavada naturalmente en el suelo, la pendiente escalonada permite hacerse una idea del
curso original del río, hoy muy disminuido pero todavía dotado de un caudal de agua que
contribuye a consolidar la vegetación que lo cubre.

Historia

El área ocupada actualmente por este tramo del cauce viejo fue investigada hacia 1927 por el arqueólogo argentino Carlos Rusconi, que encontró restos óseos, fragmentos de cerámica y de herramientas de piedra tallada, que indicaban la presencia de pobladores prehispánicos en el lugar, a los que asoció con los grupos conocidos como querandíes, que habitaron esta y otras zonas ribereñas, desde antes de la llegada de los españoles.

06

En los últimos años, el lugar volvió a ser investigado. Esta vez, por un equipo de arqueólogos
de la Universidad del Museo Social Argentino y la Universidad Nacional del País Vasco, con el
apoyo de la UBA y el Conicet, que empezaron a realizar sondeos en la zona, en busca de
rastros que permitieran identificar el lugar de las primeras excavaciones de Rusconi, cuyos
hallazgos lamentablemente se hallan extraviados y solo se conocen por los dibujos de las
piezas publicados en revistas científicas de la época.

El área también fue investigada en su aspecto paleontológico: Rusconi encontró en las orillas
del Riachuelo gran cantidad de restos fósiles de fauna marina, como las ostras, provenientes
de un tiempo en que el mar había realizado su último gran ingreso en el continente, así como
restos de paleolama o “guanaco antiguo” y de caballo americano.

Paseos

Hoy, el Parque Ribera Sur se halla abierto al público para afiliados y no afiliados, y ofrece
canchas de tenis, fútbol y piletas de agua salada. Sus terrenos formaban parte de un proyecto
del segundo gobierno de Perón para construir un gran Parque Urbanizado, bautizado Almirante Brown, en la zona sur de la ciudad, que recuperara la zona conocida como los Bañados de Flores, y contribuyera a integrar la ciudad con el Riachuelo y los municipios de la Provincia que la circundan. El Autódromo Manuel Gálvez era parte de este proyecto, que gestiones posteriores fueron dejando de lado, parcelando la zona en el sistema de parques y barrios, que aún hoy no logra completar su desarrollo e integración con la ciudad.

Patrimonio

En el Parque Ribera Sur, subsisten además un rosedal, una pérgola, un viejo reloj solar
y un gigantesco memorial dedicado al Almirante Brown, que fueron parte de los
proyectos anteriores del predio.

11.jpg

Atravesado por caminos, es un lugar ideal para recorridas a pie, en las que el Cauce Viejo podría ocupar un lugar más protagónico, hoy olvidado y sin señalizar en los fondos del predio.

El Cauce podría convertirse en un disparador para infinidad de preguntas, que permitan
reconstruir un momento hoy olvidado del río, el de una época anterior a sus años de
contaminación e incluso al de su incorporación a la trama urbana de Buenos Aires, en su
avance paulatino, a fuerza de loteos y esfuerzos municipales por domesticar la pampa agreste
sobre la que se edifica. Ese paisaje parecía perdido, pero todavía puede ser recuperado y
valorado como el patrimonio histórico y natural que es.

Buenos Aires, mayo de 2015

———————–

Parque Ribera Sur
Av. Roca y General Paz
Tel: 46050026
Abierto todos los días
Consultar horarios en http://www.parqueriberasur.com.ar/

————————

Para más información sobre la historia del Riachuelo y el sur de la ciudad :
+ “La ciudad al sur de la ciudad: historia sociourbana de los barrios Villa Lugano y Villa
Riachuelo”. (2010). Mercedes di Virgilio, Alejandra Gil, Carolina Perea, Pablo Vitale,
Fernando Ostuni. Cuadernos de vivienda y urbanismo . Vol. 3, nr. 6, julio-diciembre.
disponible en:
http://www.javeriana.edu.co/viviendayurbanismo/pdfs/CVU_V3_N605.
pdf
+ El color del río . (2003). Graciela Silvestri. Universidad Nacional de Quilmes.
extractos disponibles en:
http://www.proa.org/exhibiciones/pasadas/barrio/texto4.html

Esta reseña del Cauce Viejo del Riachuelo fue realizada gracias a Guillermo Luciano Gómez, quien me llevó a conocer el lugar en 2014.

Guillermo nació en Villa Riachuelo, donde vive hasta hoy. Su padre fue encargado del Puente La Noria hasta fines de la década del ‘40, como empleado del Ministerio de Obras Públicas de la Nación. Su bisabuelo, Hércules Pontiroli, trabajó en el viejo Puente de La Noria, ubicado algunas cuadras río abajo.

La familia de Guillermo fue una de las primeras en instalarse en la zona. Hacia 1852 poseían tierras sobre el río, junto al Arroyo Cildáñez, donde hoy se ubica la Reserva del Lago de Lugano. En ese lugar, según la historia transmitida desde entonces en la familia, se instaló el Ejército Grande de Urquiza en su avance para enfrentar a la tropas de la Confederación al mando de Rosas.

Hoy, Guillermo lleva adelante el proyecto de recuperar la historia del barrio y crear su Junta Histórica. Entre muchas fotos y documentos recibidos de su familia y otros vecinos, Guillermo guarda una escama del caparazón de un gliptodonte, el animal prehistórico cuyos restos abundan en la Cuenca del Matanza Riachuelo, hallado por su padre en alguna de sus muchas caminatas por la orilla del río


Carlos Gradín vive en Buenos Aires es escritor y periodista. Integra el Colectivo Expediciones a Puerto Piojo (www.expedicionesapuertopiojo.wordpress.com). Trabaja en el Área de Comunicación de ACUMAR. Publicó el libro de poesía Spam (2011). Es Licenciado en Letras, investigó sobre arte y tecnología en Argentina y publicó diversos artículos sobre el Riachuelo y Edgardo Antonio Vigo, entre otros temas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s